Golfeados

IMG_1884 Tenía que desempolvar este blog con una receta que no solo diga a gritos Venezuela, sino que sea una de mis favoritas, de esas que al imaginarme un golfeado pueda olerlo, saborearlo y revivir todos los recuerdos de cuando íbamos a Puerto Azul (club de playa que hay aquí en Venezuela, al que yo solía ir mucho con mi familia, todos los 12 primos casi siempre juntos) y cada vez que bajábamos de Caracas a La Guaira teníamos que hacer una parada obligada en una panadería donde, para la época, vendían los mejores golfeados… si, hoy traigo para compartir con ustedes la receta de unos DI-VI-NI-SI-MOS golfeados ¿Que no los has probado? Entonces ve anotando la receta para que los hagas en casa y te chupes los dedos con esta ricura típica de mi país.   La verdad es que hay un placer en hacer pan que solo uno lo descubre cuando se mete en este mundo y haces uno, luego dos o tres recetas distintas, y terminas adicto a cocinar pan en casa. Porque no hay nada más relajante que amasar, ver el desarrollo del pan y todos sus cambios o procesos hasta llegar al horno, y cuando comienza a oler a pan… uy, cuando comienza a oler a pan, ese podría decir yo que es el momento que más me gusta, porque es cuando la cocina y la casa entera se llena de un olor enviciante y que cuando sale del horno lo que sea que estés horneando nadie va a poder esperar mucho tiempo para probar… y es que, ¿a quién no le gusta un pan calientito? Aunque mi profesor de panadería me regañaría por eso, porque un buen pan se puede apreciar es cuando ha reposado y no está caliente que quema, pero yo acepto que siempre me robo un pedazo caliente porque me hace sentir bien y feliz!   Para la mayoría de los venezolanos (sobre todo los que vivimos en Caracas), la subida a Los Teques o a la Colonia Tovar, inclusive un paseo a la guaira, es/era sinónimo de comer golfeados, pues en cada uno de estos caminos existía (y todavía existen) alguna parada obligada por la fama de estos panes en forma de caracol. ¿Qué tienen en común todas estas rutas? que son vías de paso para salir de Caracas. De allí a que no parezca muy descabellado que el origen de los golfeados se remonte a Petare, que, para la primera mitad del siglo pasado, era un pueblo alejado de otros caseríos y en el que paraban muchos viajeros para proveerse de alimentos antes de continuar el viaje. En las crónicas de Petare se señala como autores de esta receta a los hermanos Genaro y María Duarte, quienes, establecidos en la Calle Libertad, sacaban bandejas calientitas y llenas de golfeados, de esta “harina leudada, horneada en su justo punto, delgada cinta con cinco vueltas, sazonada con melaza de papelón y queso”. Ese plato o pan o postre (como cada quien le guste más llamarlo) fue copiado y sigue siendo copiado hasta el día de hoy, algunos atreviéndose a jugar con los sabores que lleva dentro esta masa y hasta haciéndolos salados. … como dice el slogan de una cadena de golfeados muy famosa en Caracas: UNO SOLO NO BASTA! Ya verás cuando los tengas en el horno, el olor no va a dejar que te separes de la cocina esperando para probarlos calientitos.   No voy a seguir mareándote con más palabras y haciéndote la boca agua con ganas de comerte un (o unos) golfeado… aquí te dejo la receta para que la hagas lo más pronto posible. Espero te guste y sea una receta más para guardar en tu recetario.   PD: las medidas en panadería siempre te las daré en gramos, porque es lo más exacto a lo que uno puede llegar, y si creías que pastelería era lo más “medido” de la cocina, pues estabas equivocado… el pan es aún más exacto y se debe seguir una formula al pie de la letra!

Golfeados

IMG_2100 Ingredientes:

  • 426 gr harina (panadera, sino todo uso)
  • 240 gr agua
  • 34 gr levadura
  • 114 gr azúcar
  • 50 gr huevo (1 unidad)
  • 15 gr leche en polvo
  • 85 gr mantequilla temperatura ambiente
  • 34 gr papelón (derretido)
  • 4 gr miel
  • 9 gr anís dulce en grano
  • 2 gr sal
  • Para el relleno:
    • 150 gr queso blanco duro (rallado)
    • 150 gr papelón rallado
    • 150 gr azúcar
    • 10 gr anís dulce en granos
    • 5 gr canela
  • Queso telita o de mano (opcional, para luego de salir del horno)

ingredientes golfeados Procedimiento

  1. Precalentar el horno a 200°C o 375°F, preparar una bandeja con silpad o en su defecto barnizarla con un poco de materia grasa (como mantequilla o margarina)
  2. Realizar una corona con todos los ingredientes secos, menos la sal (si lo vas a hacer en la máquina, colocar todos los ingredientes, menos la sal, en el bowl de la batidora) y en el centro ir agregando todos los ingredientes húmedos. Mezclar todos los ingredientes, y amasar hasta lograr una masa suave, lisa y elástica, aproximadamente 10 minutos.
  3. Dejar descansar por 10 minutos.
  4. Proceder a estirar la masa en forma de rectángulo.
  5. Disponer el relleno de manera uniforme, dejando un espacio que nos pueda servir de cierre luego de que coloquemos el relleno.
  6. Proceder a enrollar lo más apretado posible, poco a poco.
  7. Cortar porciones de aproximadamente 85gr o de 2 cm y medio.
  8. Ordenar en la bandeja previamente lista, dejando un espacio entre cada uno de los golfeados, y dejar fermentar hasta que doblen su volumen (al menos 1 hora en un lugar que sea calientito o tibio de la cocina, puede ser cerca del horno)
  9. Hornear a 200°C hasta dorar
  10. Al salir del Horno puedes colocarle una rodaja de queso Telita sobre cada uno de los golfeados

paso a paso golfeados

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s