Receta 31: Galletas de avena

La receta que hoy les dejo es una clásica en mi cocina, es una de esas que ya se me de memoria y que nunca me dejan mal. Sí, yo sé que no haría recetas viejas o que ya haya hecho, pero esta es una de esa que estaban escritas en el guion del blog desde que todo este proyecto comenzó. Es rápida y fácil de hacer, puedes utilizar los frutos secos que más te gusten, y lo mejor es que puedes hacer mucha masa y solo hornear un poco, guardando el resto en el freezer por meses sin que se dañe.

¿Conoces los beneficios de la avena?

Este cereal consumido desde la Antigüedad destaca por sus fabulosos efectos benéficos sobre nuestro organismo, gracias a su gran riqueza en nutrientes. Dos cucharadas de avena contienen aproximadamente 100 calorías y es una excelente fuente de fibra y de vitamina B1, una de las más importantes y de las que más necesitamos en nuestra dieta habitual.

La mejor manera de consumir la avena es hacerlo a diario, sobre todo en “copos”. Estos copos de avena podemos utilizarlos en un vaso de leche o con yogur, en la cantidad recomendada de 2 cucharadas diarias para que no nos excedamos en el aporte calórico.

Con esta ingesta de avena podemos resolver cantidad de trastornos gracias a sus beneficiosos nutrientes, como mantener el peso a raya gracias a la fibra y sensación de saciedad que nos aporta, además de ser diurética, o evitar el estrés y el insomnio por sus carbohidratos, tener también más energía con menos sensación de cansancio y cubrir las necesidades de vitaminas que necesita nuestro organismo para funcionar como un reloj, ya que 100 gramos de avena cubren el 40% de las necesidades diarias de vitamina B1. Esta vitamina es esencial para el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso.

Otro aspecto positivo del consumo de avena es que frena el colesterol, gracias al ácido linoleico y fibra que posee, haciendo que el colesterol no pase al intestino, y protegiéndonos así de la hipertensión y el infarto. También tiene efectos reductores del azúcar en sangre, por lo que es bueno para las personas diabéticas.

Definitivamente es un alimento que debemos de agregar a nuestra dieta diaria. Claro está que la receta que hoy te traigo excede en el aporte calórico que necesita nuestro cuerpo, pero tampoco es algo que vamos a comer a diario, haz las galletas para darte un gusto a ti y a los tuyos, para disfrutar y salirte de la dieta un poco.

Tips son pocos, pero aquí te van:

–          Es una mezcla de galletas, así que solo hay que unir bien los ingredientes, no es necesario batir mucho.

–          Puedes utilizar, si eres celíaco, harina de avena para sustituir la harina de trigo.

–           Yo utilicé solo arándanos deshidratados, porque son mi adicción, pero la receta original se hace también con pasas. Si te gustan los dos, colócale ambos, pero si eres favorito de uno en específico (u otro fruto de este estilo) sé más generoso con ese

–          Los frutos secos incorpóralos de último, para que éstos no se rompan con el aspa de la batidora. Lo podrías hacer a mano con una paleta de madera o goma.

–          Cuando hagas las bolitas, para colocarlas en la bandeja, toma en cuenta que luego van a crecer en diámetro, por lo que debes dejar un espacio entre cada una. Hazlas del tamaño que más te gusten, chiquitas o grandes.

–          En Venezuela no es fácil conseguir azúcar morena, si es que no existe ya. Pero no es excusa para no hacer las galletas o alguna receta que lleve entre sus ingredientes la azúcar morena ¿cómo puedes hacer? Muy fácil, sigue este consejo:

  • Busca melaza, se consigue en los automercados, cerca de donde ponen la miel, es de aspecto bien oscura (casi negra) y espesa. Para esta receta sería así: la taza de azúcar blanca que lleva, más otra taza de azúcar blanca (lo que sería la cantidad de azúcar morena) y ¼ de taza de melaza. Si quieres que tus galletas queden más morenas, entonces le pones un poco más de melaza, pero con esa cantidad que te di es suficiente.
  • Para cualquier receta que lleve azúcar morena, debes utilizar la misma cantidad pero de azúcar normal, y ¼ parte de la medida (de la cantidad de azúcar) de melaza.

–          Yo hice la mitad de la receta y salen muchas galletas, más o menos como 30. Si vas a hacerlas puedes hacer toda la masa pero solo hornear un poco, guardando el resto en un envase plástico dentro del freezer (puede durar allí mucho tiempo). Lo chévere de guardarla es que si tienes invitados inesperados puedes sorprenderlos con galletas recién horneadas, o darte un gusto de vez en cuando con solo hornear unas pocas.

Esta receta te la recomiendo con los ojos cerrados, es super fiel y divina. Hazla y ya verás lo que te digo, va a ser una de esas que te vas a aprender de memoria de tanto hacerla jajaja

Espero que te atrevas a cocinar en casa, sea ésta receta o alguna de las otras 26 que ya están publicadas aquí. Si lo haces, cuéntame cómo te fue y muéstrame cómo te quedó (mi mail: maria_f_g@hotmail.com). Si tienes Instagram agrega tu foto y coloca #cocinadefranchesca y @cocinadefranchesca.

Te dejo la receta a continuación, mañana nos vemos con unos muffins

Galletas de Avena

Imagen   Imagen

Ingredientes

  • 3 tz avena en hojuelas
  • 1 tz + 2 cucharadas de harina
  • ½ cucharadita de bicarbonato
  • ½ cucharadita de canela en polvo
  • ½ cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de royal (polvo para hornear)
  • 200 grm mantequilla (temperatura ambiente)
  • 1 tz azúcar
  • 1 tz azúcar morena
  • 2 huevos
  • 1 cucharadita vainilla
  • ¾ tz pasas
  • ¾ tz arándanos deshidratados (cramberries)
  • ¾ tz nueces (o el fruto seco que desee)

Procedimiento

  1. Precalentar el horno a 350 grados Fahrenheit. En un bowl mezclar la avena, harina, bicarbonato, sal, canela y polvo de hornear.
  2. En una batidora eléctrica mezclar la mantequilla hasta suavizar, luego agregar la azúcar, los huevos, la vainilla. Añadir la harina+avena, mezclar bien y que sea una mezcla homogenea; luego las pasas y arándanos, y finalmente los frutos secos.
  3.  Hacer bolitas con la masa, con ayuda de una cuchara o con las manos, y colocarlas en una bandeja, dejando espacio entre una y otra (las galletas crecen un poco) y llevar al horno para hornear por 10 minutos o hasta que estén doraditas. Al sacarlas del horno dejar reposar 1-2 minutos y transferir a una rejilla para que se enfríen por completo.
  4. Se pueden guardar en un envase de vidrio o una lata (envases herméticos) por varios días.

Imagen

Imagen

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s