Receta 9: mousse de parchita

La receta que traigo hoy es de un libro querido por toda familia venezolana, seguro en tu casa hay un libro rojo gordo del que tu mamá y abuela aprendieron a cocinar… Armando Scannone. La verdad es que casi todo lo que uno puede cocinar, sea salado o dulce, y que represente a nuestro país, se puede conseguir en ese libro. Te puedo decir que todo lo que yo he hecho de ahí me ha quedado rico y simplemente siguiendo los pasos al pie de la letra. La mermelada de guayaba que hice ayer, por ejemplo, la saqué de ese libro.

Ahora, el mousse de parchita. Realmente fácil de hacer, como el mousse de chocolate que hice la semana pasada. Me tardé 45 minutos desde que puse a hidratar las gelatinas hasta que lo metí en la nevera para enfriar. No tienes que hacer tú en casa el jugo de parchita, puede comprar de esos concentrados o en una frutería donde ya tienen los jugos listos. Te ahorras unos 30 minutos más y ensucias menos, aunque te digo que nada como hacer el jugo uno mismo, más fresco que eso no conseguirás.

La gelatina debe ser sin sabor y sin color, este fue el ingrediente que me costó un poco conseguir porque no en todos los automercados la hay transparente, al parecer la que sí se consigue sin problema es la roja. Deja remojando las láminas mientras que cocinas el jugo con la azúcar y la maicena, así las tendrás bien hidratadas. Hervir esta mezcla no es nada desastrosa, como la del día de ayer. Luego de que la coloques sobre agua fría y hielo, asegúrate que esté bien fría la mezcla antes de comenzar a batir las claras, porque si todavía está tibio entonces cocinarás las claras al verter el jugo de parchita caliente; o si las bates y las dejas reposar mientras que se enfría la parchita, entonces se te ‘separarán’ las claras. No hay apuro, es cuestión de 5 minuticos más hasta que esté fría.

Es un postre frío, así que haz un espacio en la nevera donde quepa el envase sin tambalearse. Tápalo cuando lo coloques dentro de la nevera, para que no agarre olores ni se le forme una capita gruesa al mousse. Yo utilicé los vasitos pequeños, porque me encanta lo cómodo de lo individual y se ven más cuchis. Otra cosa es que yo hice la mitad de la receta que aquí les dejo, es una buena cantidad así que puedes hacer la mitad y utilizar un molde de vidrio mediano (use 3 claras porque son huevos muy pequeños, si son grandes sólo usa 2)

Se me ocurre que puedes usar esta misma receta para otros sabores, por ejemplo de mandarina debe quedar divino, de fresa, mango o hasta de café… ¿te atreverías a probar alguno de esos sabores? Lo que necesitas es un líquido para comenzar, así que tu imaginación es el límite. También puedes jugar con texturas, puedes hacer una base de biscocho o plantillas y luego arriba el mousse. Digamos que aquí te doy simplemente la base de un postre, puedes ingeniártela para darle el toque personal.

Yo me voy a arreglar, que hoy vienen mis tías a merendar todo lo que he hecho esta semana. Así que te dejo la receta aquí abajo, espero que la hagas en casa. ¡Disfrútala y me cuentas cómo te fue!

Mousse de parchita

Imagen

Ingredientes

  • 3 tz de jugo de parchita
  • 6 láminas de gelatina sin sabor, ni color (21 gramos)
  • 1 ½ tz de azúcar
  • 6 cucharadas de maicena
  • 5 claras de huevo (si son muy chiquitos los huevos, usa 6)

Procedimiento

  1. Hidratar las láminas de gelatina en 2 tazas de agua. Dejar el bowl a un lado
  2. En una olla colocar el jugo, la azúcar y la maicena, revolver con un batidor de alambre y llevar a hervir. Siempre moviendo, la mezcla se pone más espesa. Cocinar por 3 minutos a fuego medio-bajo
  3. Agregarle la gelatina, bien hidratada y escurrida, y continuar cocinando por 3-4 minutos más
  4. Retirar del fuego y verter en un envase de vidrio, sobre hielo y agua. Dejar que se enfríe por completo, unos 10 minutos
  5. En una batidora eléctrica batir las claras hasta punto de nieve, es decir, hasta que esté cremosa y se formen picos firmes y brillantes. Poco a poco verter la mezcla de parchita, ya fría, a las claras y mezclar (suavemente y con movimientos envolventes) con el batidor de alambre
  6. Verter en un recipiente de vidrio y colocarlo en la nevera hasta que esté firme.

Imagen

Imagen

About these ads

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s